Menú Cerrar

2006-10-28 Silo, La Reja, Buenos Aires, Ceremonia de Imposición

Nosotros vamos hacer una Ceremonia de Imposición. Y es para nosotros lo de la Fuerza y todo aquello. Vamos a repetir frases de ese texto. Y a medida que vamos diciendo esas frases, ayudan a lo que se está diciendo. Vamos a repetir como para ayudar a que uno vaya en esa dirección. Uno tiene formas de sintonizarse o no. La mejor forma de sintonizarse en estas cosas es meterse uno con sus cosas, en mi mente está inquieta, mi cuerpo no sé qué, bueno y después todo eso. Pero más que nada para ir tratando de conectarme con alguien que está adentro, que es uno mismo. Que es una buena persona. No hay por qué escaparle. Y hay que apuntarle a esa cosa interna de buena persona. Que todos, hasta uno tiene. Todo el planeta, todo el mundo tiene una buena persona adentro. Así qué tanta historia y tanta distancia cuando tenemos ahí algo para ponernos en sintonía. Con nosotros mismos. Con esa cosa interna que muchas veces no la vemos. Por supuesto que no la vemos cuando nos miramos al espejo. A ver cómo logramos esa sintonía. Vamos a ir repitiendo en algún momento algunas frases, hasta que logremos sintonizarnos. No con otros. No con el “todo” y esas cosas. No. Con uno. Con esa cosa profunda de cada uno. Con lo profundo de uno. Con esa cosa que no tiene tantas palabras.